Maruja Zorrilla – Vidente Logo
Consúltanos 649 922 012 Visa y Mastercard Tarot de Maruja
806 538 430
|
806 538 431

Red móvil: 1,58 €/min (iva incl.) Red fija: 1,20 €/min (iva incl.)
Maruja
Pide cita ahora

Amuletos y Talismanes

A lo largo del tiempo el hombre ha puesto a menudo su confianza en ciertos objetos que ha considerado depositarios de poder, ya fueron objetos naturales o elaborados con un propósito específico, intentando canalizar a través de ellos las fuerzas del “hado”, de la buena y de la mala fortuna, para favorecer que el destino se moviera de acuerdo con sus deseos. Así pues, tales objetos poseían cualidades asociadas con las facultades de la magia.

Los amuletos proceden del latín de “amuletum”, se utilizan para designar un objeto que protege a la gente de las enfermedades, o contra algo, es decir, un amuleto sirve para proteger a la gente contra algo. Así pues el amuleto uno de sus usos principales es su uso para la protección. Este instrumento toma, por lo general, su substancia del mundo exterior. A menudo consiste en plantas, minerales en su estado natural o alguna otra cosa. No se trata, a esto nos referimos que su substancia procede del mundo exterior, de algo fabricado, sino de algo que se “encuentra” tal y como es y a lo que se le confiere poderes mágicos, ya sea por tradición, consagración o “carga” intencional. En ocasiones requerirá una manipulación simple que no precisa de conocimientos mágicos tal como bañarlo en algún metal, consagrarlo o rociarlo con agua bendita, entre otras posibilidades.

Al margen de los amuletos “naturales”, en ocasiones un individuo puede depositar su fe en los objetos más diversos, por razones que le son propias, originalmente no creadas para tal fin. De ese modo se convertirán en amuletos llaves, reliquias, monedas, muñecas o cualquier otra cosa seleccionada por las particulares convicciones del individuo.

A modo de conclusión: El amuleto no es algo preparado para este fin, sino que se “encuentra” y pasa a depositarse en él un valor mágico .
El valor del amuleto es esencialmente de protección o para aportar suerte de forma general.

La “fuerza” del amuleto tiende a ser general, poco específica, tendiendo a resumir su función como atrayente de suerte.
El amuleto hace depender su fuerza en gran parte de la confianza que en él se deposita, pero si esa fe es auténtica servirá para liberar los poderes del subsconciente en favor del propósito.

Suele ser personal y afectar exclusivamente a su poseedor siempre y cuando este haya “aceptado” su poder.
Si el amuleto de una persona se pasa a otra sin más, pudiera no producir nada a su nuevo propietario, a menos que a)deposite su propia fe en el objeto o b) perciba la energía o carga que se ha depositado en el pasado en él.

La utilización mágica de un objeto o su consagración acaban por conferirle cierta “carga” psíquica, y esta carga suele ser percibida por un sensitivo de tal modo que, consciente o inconscientemente, acaba por autogestionarse y evocar para sí mismo las fuerzas que usaba su anterior poseedor.

Algunos ejemplos de amuletos

El aguamarina protege contra las enfermedades renales, la amatista transmuta las energías, el jade protección contra maleficios y encantamientos. También hay plantas que pueden ser usada como amuletos, el trigo sus espigas, como las de cebada o arroz, propician la riqueza y se deberían de tener trenzadas en guirnaldas a la salida de la casa, el trébol tiene el poder de cumplir los deseos de quién lo encuentra y conserva, también los que lo reciben como regalo. Debe ser cortado en Abril, en el primer reverdecer de los prados, porque en Mayo cada hierba cede sus poderes a las flores que celebran la Primavera. El poder especial, como talismán de la suerte inmejorable, es el trébol de cuatro hojas. La tortuga favorece la larga vida, cuando una mariquita se posa sobre una persona es el momento de formular 7 deseos, pero sólo puede dar cosas buenas y positivas, no se puede utilizar para dirigir malos sentimientos hacia otro,etc.

Al parecer , la palabra proviene del griego “Thelesma” que significa “objeto consagrado”.

El objetivo del talismán es mucho más concreto que el del amuleto y difiere sensiblemente de él en el que el talismán es un objeto frabricado para un propósito mágico que se le atribuye. Aun cuando se trate de un objeto natural, habrá sido tratado y consagrado para tal fin ( de ahí que algunos amuletos se encuadren dentro del género de los talismanes).

El talismán es un objeto “científico”, sometido a las leyes, a correspondencias, a una fabricación… De ahí que su función se especialice y , lejos de plantear una protección genérica, lo que hace es neutralizar una adversidad determinada y muy concreta. Por ejemplo, mientras el amuleto protegerá genéricamente la casa, el talismán la protegerá de los ladrones, de la miseria, de las hormigas o de algún otro problema específico. El talismán , puede también además atraer de un modo genérico ciertas fuerzas (amor, victoria en los negocios, dinero, etc.)

Mientras el amuleto posee su fuerza por pura tradición, el talismán debe ser “cargado” para su uso en todos los casos y a menudo se requerirá forzosamente algún tipo de consagración.

En algunos talismanes comienzan a evidenciarse algunas de las leyes de correspondencias. Las medallas, por ejemplo, y sus distintos valores protectores formarían parte del mundo de los talismanes.

En resumen: El Talismán es algo fabricado. Aunque parte de algo tal y como se lo halla, ese algo requiere algo de elaboración.
El valor del talismán es de protección y atracción.

La fuerza del Talismán es más específica, ciñéndose a un fin más restrictivo, más selectivo, tendiendo a atraer muchas corrientes de energías muy concretas.
Suelen basarse en un esquema tradicional que protege a aquel que adopta dicho emblema y deposita su fe en el mismo.

Si el talismán se pasa de una persona a otra posee un significado propio, otorgando por el hábito y la tradición , que puede hacerlo válido para otro poseedor. Se cumplen igualmente las características dadas para el amuleto en cuanto a heredar se refiere.

EXPERIENCIAS

Estuve en su consulta hace unos meses, fui confiada en que me diría lo que quería escuchar pero no la verdad. Me sorprendió su sinceridad y su forma de afrontar la vida. Me ayudó a entender mis problemas y a como afrontarlos.

Además, todo lo que me dijo me ha ido saliendo. No falla. MARUJA, eres increíble!

Marta. Una seguidora!

MARTA - Asturias

Maruja es una gran profesional. Con un trato muy amable y cercano me ha ayudado a lo largo de mi vida aconocer mi futuro y poder tomar mejores decisiones en la vida.

ANDRÉS - Madrid

Cuando Maruja te dice algo que no está bien en tu futuro o incluso en tu presente, siempre aconseja lo mejor para poder revertir esa situación. No te oculta ninguna información sea buena o mala, es directa pero a la vez respetuosa.

ALEJANDRA - Madrid

Comparte tu Experiencia con Nosotros

Si quieres compartir tu experiencia conmigo o darme tu opinión, puedes hacerlo ahora de forma sencilla rellenando el siguiente formulario

CUÉNTANOS TU EXPERIENCIAS
2017-10-17T08:25:04+00:00

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies+ info sobre cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Desarrollado por: AltamiraWeb